O P I N I O N E S

Puede emitir su “Testimonio” en el espacio reservado al final de la página y desde allí leer todos los comentarios recibidos “pinchando” en Feed.

D. Francisco del Campo Real, Delegado de la Diócesis de Ciudad Real para la Causa de los Santos, envió a Ramón Muñoz de Morales el siguiente mensaje con ocasión de la celebración, el pasado 11 de julio de 2010, de la Misa por el Siervo de Dios Ángel.

“Lamento  no acompañaros en la Misa por el siervo de Dios Ángel. Yo celebraré y aplicaré la Santa Misa en el lugar donde la celebre.

A Ramón y familiares de Ángel  recordarles que es una gracia de Dios poder contar con un testigo tan fiel como Ángel a quien podemos imitar y encomendarnos. Seguro que Ángel nos recompensará intercediendo ante Dios para que cada día crezca el anhelo de santidad, vocación que hemos recibido gratuitamente de nuestro Padre Dios desde toda la eternidad. ¡qué dicha saber que Dios me ama tal y como soy, a pesar de las miserias heredadas por el pecado que nos vienen muy bien para que seamos humildes y considerarlo todo como un don y  regalo, venidos de Dios. Los cristianos hemos de estar preparados para el martirio, si fuera preciso, porque el mártir es un testigo fiel y todos estamos llamados a ser testigos fieles. Hemos de contar con la cruz en nuestra vida. Esas pequeñas cruces que, si las colocamos al lado de la Cruz de Cristo, serán cruces redentoras. ¡Qué bien se entiende aquello de “bendito sea el dolor, santificado sea el dolor , glorificado sea el dolor que me une a la Cruz de Cristo… ” Y, junto a nuestras cruces está la Virgen a quien los manchegos daimieleños contemplamos como “Virgen de las Cruces”. ¡Vale la pena, vale la pena estar muy unidos a la cruz del Señor! Felicidades para todos”

 

D. Jorge López Teulón, Postulador de la Causa de los Santos de la Archidiócesis de Toledo y provincia de Ávila, envió a Ramón Muñoz de Morales el siguiente mensaje con ocasión de la celebración, el pasado 11 de julio de 2010, de la Misa por el Siervo de Dios Ángel.

“Querido amigo Ramón, aunque sin conocernos me dirijo personalmente a Usted para hacerle saber que, D.m., desde una pequeña misión en la localidad de San Miguel Dueñas, en Guatemala, ofreceré la Santa Misa de este domingo por la intención que les reunirá en Madrid.

Nos gozamos con las continuas noticias que llegan desde Roma sobre las Causas de beatificación de nuestros mártires españoles que, allí entregadas, van cumpliendo todos los requisitos hasta que el Santo Padre, nuestro amado Benedicto XVI, estampa su firma como último paso antes de la beatificación. La semana pasada era un nuevo grupo de carmelitas y claretianos. Los estudiantes claretianos, que fueron fusilados al día siguiente de su detención, murieron en la estación de tren de Ciudad Real, cuando los descubrieron, vestidos de civil. Era el 28 de julio de 1936…

Nosotros seguimos trabajando poco a poco, esperando en pronta fecha ir entregando en Roma el fruto de nuestros trabajos para que se reconozca el martirio de este numerosísimo grupo de la Provincia eclesiástica de Toledo y de la diócesis de Ávila, entre los que se cuenta el Siervo de Dios Ángel, su hermano.

Junto a la Virgen Santísima, Reina de los Mártires, que no cejemos en el empeño de considerar a todos los que por amor a Cristo, a la Virgen y a la Iglesia entregaron hasta la última gota de su sangre. Que Dios les bendiga y que los frutos de la Santa Misa nos lleguen también a todos por la intercesión de nuestro Siervo, al que ya privadamente, nos seguimos encomendando”.

 

D. Jorge Cámara Pérez respondió así a la invitación de D. Adelardo Martín de la Vega Muñoz Reja, sobrino político del Siervo de Dios:

A pesar de que no sé si podré asistir a la Eucarístía que se celebrará este próximo domingo a favor de la evocación de vuestro familiar Angel, si quiero transmitiros mi más sincero apoyo en esta bonita causa, que, sin duda, está más que justificada, pues es digno de alabar que sea martir sólo por defender y mostrar su condicion sacerdotal y sus creencias en Dios todo poderoso y en la Stma. Virgen, madre de nuestro Señor, y madre de todos nosotros. El Señor, seguro que lo tiene cerquita de Él, en su Gloria bendita, y con el esfuerzo de todos, haremos que sea beatificado para mayor gloria. Ánimo, seguro que el ya Siervo de Dios, os lo premiará al igual que nuestro Padre os seguirá llenando de Esperanza. Un abrazo para toda la familia, en especial para su hermano Ramón.

 

D. Juan López Vela, de la Hermandad de la Virgen de la Consolación de Carrión de los Céspedes, Sevilla, escribió este mensaje a Adelardo Martín de la Vega Muñoz de Morales, sobrino nieto del Siervo de Dios Ángel:

Alabado sea Jesús Sacramentado y bienaventurados los perseguidos por su causa! Amigo, espero la pronta beatificación de tu tío abuelo y rezo por ello ya que sin duda alguna lo merece un mártir de la guerra civil, cuya unica culpa fue servir a Dios y dar testimonio de su fe en el pueblo en el que nuestra Madre la Iglesia lo necesitaba, te anticipo que la Hdad de la Patrona de Carrion de los Cespedes se unirá a esta petición tras el Cabildo de oficiales de la próxima semana. Un saludo.  Juan Lopez Vela

Efectivamente, tal y como anunció en el mensaje anterior, la Junta de Gobierno, en su reunión del 24 de julio pasado tomó el acuerdo tal y como refleja el siguiente documento, ”pinche” aquí–> adhesión a la causa de beatificación.

ADHESIONES A LA CAUSA DE BEATIFICACION
Si desea unirse, adhierase a traves de la solicitud de adhesión a la causa de beatificación <– pinchando aquí.

D. FRANCISCO DEL CAMPO REAL, Delegado para la Causa de los Santos de la Diócesis de Ciudad Real, a propósito de lo escrito en el Blog, sobre la audiencia de la web www.mudemo.es, después de una breve introducción ha escrito el siguiente comentario:

“El peor de los martirios que nuestros testigos de la fe están recibiendo en nuestros días es el de ser ser ignorados. El olvido de tanta sangre derramada es un pecado de escándalo para los no creyentes que sin duda se acercarían a la fe con el testimonio de los mártires y de todos y cada uno de los cristianos. En este momento de persecución diabólica de todo lo cristiano queriendo echar a Dios de las aulas, de la cultura, de la sociedad y de las almas para dar paso al paganismo más vergonzante es preciso hacer un examen de conciencia y a conciencia a la fiedelidad y testimonio de los cristianos de hoy:obispos,sacerdotes, religiosos, almas consagradas y fieles cristianos. Ante la proximidad de CRISTO REY, a cuyo grito entregaron la vida tantos hermanos nuestros, consagremos nuestra vida personal y familias a Jesucristo Reycon el firme propósito de ser apóstoles en las diversas circunstancias y lugares en las que nos movemos , sin miedos, sin cobardías y contando siempre con la poderosa intercesión de Santa María Reina de los Mártires.”

 

28 de diciembre de 2010 D. Francisco del Campo Real, Delegado Diocesano para la Causa de los Santos, ha enviado el siguiente mensaje:

“Queridos amigos de mudemo: a todos os deseo una Navidad muy pegados al Belén en contemplación del misterio: “El Verbo de Dios se hace carne”. Ha entrado en nuestra vida y ésta tiene sentido. Pero hemos de estar muy unidos al dolor del Papa Benedicto XVI que sufre por la corriente diabólica e injusta de cristianofobia en estos días que siendo de Paz nuestros hermanos cristianos sufren la persecución en otros lugares, la calumnia y el martirio. Es preciso estar muy unidos a nuestros hermanos cristianos viviendo la fidelidad a nuestra condición de cristianos. La Iglesia es Iglesia de mártires. Siempre lo ha sido aunque parezca un cuento chino. Es presiso un rearme moral; volver a nuestras raices cristianas. Prescindir de Dios y de su Ley es un suicidio personal y colectivo. Iglesia de Santos, Iglesia de mártires; este modo de hablar es rechazado por muchos de fuera de la Iglesia y por desgracia de dentro ¡muy de dentro! El silencio ante tanto dolor clama al cielo y seremos juzgados de ingratitud y dureza de corazón. ¡Que la Sagrada Familia, Jesús, María y José, nos mantengan unidos en la Iglesia y que ningún cristiano se sienta solo y olvidado.”

Dr.Sabatino Carnazzo, Fundador y Director del Instituto de Cultura Catyólico, en Washington, D.C., USA

Henry I. González, sobrino nuestro y ferviente seguidor de Ángel, ha difundido el martirio y la Causa del Siervo de Dios en Washington, donde reside y el resultado inmediato ha sido el mensaje de apoyo y adhesión del Sr. Sabatino Carnazzo, Fundador y Director del Instituto de Cultura Católica, de Washington DC.

He aquí el mensaje en inglés y a continuación la traducción al español
 

 

 I was just made familiar with the cause of the Servant of God. As the founding director of the Institute of Catholic Culture, a Catholic adult education institute dedicated to the Church’s call for the re-evangelization of our society, the deterioration of Catholicism in Spain is a situation of serious concern to me. How did such a systematic dismantling of the Faith take place in a country in which much of its history has been defined by defending that same religion? That question could be answered in many different ways, whether one points to the revolutions that spread across Christendom in the aftermath of the so-called Enlightenment or to the devastating effects of the philosophical error of nominalism which gave birth to the Protestant revolt, one thing remained true, many men and women held close to the Faith of their fathers. These men and women who often gave their life for the Faith stand as beacons of hope for Catholics today. For, the old saying still holds true today, the blood of the martyrs is the seed of the Church. And there is no better example to us today than the example of the martyrs who gave their life for Christ and His Church in Spain during the Spanish Civil War. In the early 1930’s radical socialists gained control of the Spanish government and began a reign of terror over the Catholic citizenry. By 1936 the situation in Catholic Spain had become unbearable. While Catholic political and military leaders staged a revolt in hopes of restoring justice to the land, faithful men and women, priests, nuns, and layman gave their lives by the thousands for the sake of God and His Church. One young man, Angel Munoz de Morales Sanchez Cano, a 28 year old priest, would profess his faith in Christ before a firing squad and water the soil of Catholic Spain as a Martyr for the Faith.

At the Institute of Catholic Culture, we are dedicated to making the heroic story of the great men of our Church available to men and women today and in this way shining the truth upon history and giving our society an example of authentic Catholic virtue.

I will continue to pray for the cause of the Servant of God, Angel Muñoz de Morales Sanchez Cano, and look forward to making his story well-known in and around our Nation’s capitol.

He aquí la traducción,

 

 Acaban de contarme el martirio y la Causa del Siervo de Dios Ángel Muñoz Morales Sánchez-Cano. En mi calidad de fundador y Director del Instituto de Cultura Católica – un instituto de educación Católica para adultos dedicado a responder a la llamada de la Iglesia a la re-evangelización de nuestra sociedad – el deterioro del Catolicismo en España provoca una situación que me produce mucha inquietud. ¿Como es posible que el desmantelamiento sistemática de la Fe haya ocurrido en un país en el cual mucha de su historia ha sido definida por la defensa de esa misma religión? Se puede contestar esa pregunta en varias maneras, dependiendo que se mire a las revoluciones que se extendieron como secuelas de la llamada Ilustración, o a los efectos destructivos del error filosófico del nominalismo que dio luz al Protestantismo; una cosa es cierta: muchas personas siguieron fieles a la Fe de sus padres.

Esos hombres y mujeres que muchas veces dieron su vida por la Fe son “luces de esperanza” para los Católicos de hoy. Porque el dicho antiguo de que “la sangre de los mártires es semilla de Cristianos” todavía tiene efecto hoy día. Y no hay mejor ejemplo que el de los mártires que dieron su vida para Cristo y Su Iglesia durante la Guerra Civil de España.

A principio de la década de 1930, socialistas radicales ganaron el control del gobierno de España y empezó un regimen de terror contra la población y especialmente los ciudadanos Católicos. Al llegar 1936 la situación se hizo insoportable. Mientras que lideres católicos – políticos y militares trataban de restaurar la justicia en el país, miles de personas de fe – hombres y mujeres, sacerdotes, monjas y laicos – dieron su vida por Dios y Su Iglesia. Uno de estos jóvenes, Ángel Muñoz Morales Sánchez-Cano, un sacerdote de apenas 25 años, profesaría su fe en Cristo al enfrentar un pelotón de fusilamiento y regaría con su sangre la tierra de España Católica como un Mártir de la Fe.

En el Instituto de Cultura Católica, estamos dedicados a dar a conocer las historias heroicas de los personajes ilustres de nuestra Iglesia a los hombres y mujeres de hoy y en esta manera alumbrar la verdad sobre la historia y dar a nuestra sociedad ejemplos de auténticas virtudes Católicas.

Rezaré por la causa del Siervo de Dios Ángel Muñoz Morales Sánchez-Cano, y me encantará dar a conocer su historia y su causa en los alrededores de nuestra capital de Washington a través de los programas del Instituto de Cultura Católica (www.instituteofcatholicculture.org ).

Share