5 noviembre 2016

La peregrinación a la Cruz que señala el lugar del sacrificio del Mártir Ángel, que se había previsto para el sábado 5, ha sido suspendida debido al temporal de lluvias que ha dejado impracticables los caminos por los que habria de llevarse a cabo.
La fecha que se había previsto coincidía con la víspera del día ( 6 de noviembre) que la Iglesia española dedica en su Santoral a hacer Memoria de los Mártires del Siglo 20. Se refiere especialmente a los asesinados en aquellos días aciagos del entorno del periodo de la Guerra Civil Española. Parece que la cifra total es cercana a los diez mil, de ellos 12 Obispos, siete mil entre sacerdotes, seminaristas, consagrados y consagradas y unos tres mil seglares.
Son conocidos los esfuerzos de todas las Diócesis españolas por iniciar las causas de los mártires, la ingente labor de la identificación personal, recoger los testimonios de los familiares y testigos, bucear en los archivos de la Guardia Civil, policías, ayuntamientos, cementerios etc. Pese a ello hasta ahora tan solo 1575 mártires han sido glorificados oficialmente por la Iglesia y sus nombres incorporados al Santoral, el Libro  de los Santos y Mártires. De aquella cifra once han sido canonizados.
Recientemente hemos sabido como la Congregación para la Causa de los Santos, ha dado su nihil obstat para que se concluyan las Causas iniciadas en alguna Diócesis, entre las cuales se encuentra la de Ciudad Real, una Causa que incluye a 99 mártires entre los cuales se encuentra el Siervo de Dios Ángel Muñoz de Morales Sánchez -Cano.. Una vez que la Causa en su trámite diocesano se haya concluido será enviada a Roma donde se añadirá a la lista general pendiente de revisión y dictamen final. Ello quiere decir que cada día estamos más cerca de ver el final que deseamos, esto es que el mártir objeto de nuestra devoción el Padre Ángel de Almadén pueda ser objeto de pública devoción al ser reconocida oficialmente su glorificación
Así pues, mañana domingo 6 de noviembre detengámonos un momento para agradecer el testimonio de nuestros mártires y lo que representan como ayuda para fortalecer nuestra Fe, consolidar nuestra Esperanza e incrementar nuestra Caridad al tiempo que pedimos se nos haga muy breve el plazo de espera para alcanzar la alegría de su glorificación.
Y no nos olvidemos de todos cuantos con gran esfuerzo a veces sin recompensa alguna llevan a cabo los trabajos necesarios, tanto en la Diócesis como en Roma, para elaborar las Causas y elevarlas en forma adecuada a las autoridades eclesiásticas. Qué el Señor tenga en cuenta a todos el esfuerzo que hacen para ello.
Un cordial saludo en la memoria de los Mártires españoles del siglo XX.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.